No te pierdas
Home » Europa » Bélgica » Comer y beber en Bélgica
Patatas fritas Brujas
Fritanga variada (con patatas, por supuesto) en Brujas

Comer y beber en Bélgica

Chocolate, gofres, mejillones, patatas fritas y cerveza. Mejor si no va todo mezclado, claro está. Vamos por partes. Un menú apto para turistas sería: de primero unos mejillones con patatas, ricos ricos, lo acompañamos de una cerveza belga y ¿de postre? aquí nos inflamos: gofres, chocolate, bombones… ¿Alguien da más? abrid la boca y ¡a saborear!

Mejillones y patatas, ¡ñam!

El plato belga por excelencia son los mejillones con patatas fritas. Se pueden encontrar siempre cerca de los sitios turísticos a precios también turísticos. Unos 20 euros. Hay que tener cuidado con lo que cuesta la bebida porque puede incrementar la cuenta bastante. Las patatas fritas se inventaron en Bélgica (o eso dicen ellos). Se venden en cualquier plaza de la ciudad. Se piden para llevar y van acompañadas de alguna salsa, por ejemplo mayonesa (que se paga aparte). Por un par de euros tienes un buen plato y en Brujas podéis visitar ¡el museo de la patata!

La comida tradicional belga no son solo mejillones y patatas. Puedes probarla, a mejor precio, si te alejas de las zonas más turísticas, aunque se ven más restaurantes de todo tipo que nacionales. Por algo Bélgica es un país tan multicultural.

Patatas fritas Brujas

Fritangada variada (con patatas, por supuesto) en Brujas

Mejillones Bruselas

Comiendo mejillones en Bruselas

Dulces belgas

El chocolate belga es excelente. Para comprarlo no vas a tener problema, las tiendas de bombones están repartidas por todos lados. Las marcas más famosas son Leonidas, Godiva, Marcolini, Cote d´or… y Neuhaus. Dicen que son ellos los que inventaron los bombones. Otra posibilidad más económica es comprarlo en un supermercado aunque nada como una tienda donde seleccionas los bombones para meter en el ballotine (en la cajita).

Más dulces típicos: los gofres. Se suelen tomar con azúcar, mermelada, nata o chocolate (cuanta más mezcla pongas, más turista pareces, pero a ver quién se resiste). La versión guiri incluye cantidades enormes de fruta con un buen chorro de algún topping. Imposible comerlo sin mancharse. Por cierto, Brujas también tiene museo del chocolate con una figura de Obama a tamaño real.

Chocolate belga

Tan turístico y tan mono… chocolatería cerca de la Grand Place

Y para beber… cerveza

Holanda, Alemania, República Checa…  no son pocos los países que se jactan de fabricar las mejores cervezas del mundo y en la lista, también está Bélgica. Existen más de 1.000 marcas de cerveza en el país y en cualquier bar encontramos una variedad enorme, tanto en barril como en botella, ¡imposible probarlas todas! Lo mejor es dejarse aconsejar por el camarero y, evidentemente, degustar una de sus cervezas de sabores. La de fresa está increíble.

Tienen festivales dónde puedes hacer buenas catas. Las más normalitas Jupiter y Stella. Y atención, ¡cada cerveza se sirve en su propio vaso!. Prost.

Cerveza Belga

Delirium Tremends, su logo es un elefante

Ya tenemos el menú completo. Nada ligerito, así que habrá que patear bien las ciudades para no volver de Bélgica rodando. Que aproveche.

Más post sobre Bélgica en el blog.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

© Tierra sin límites es un blog de Paula Mayoral