No te pierdas
Home » Europa » Grecia » Tesalónica en dos días
Paseo marítimo tesalónica
El paseo marítimo con la Torre Blanca al fondo

Tesalónica en dos días

Tesalónica, la segunda ciudad griega, tiene monumentos de todas las épocas imaginables. Cultura a raudales. Sin embargo, me sorprendió la poca información que encontré para preparar mi visita así que, aquí os dejo lo que puedo aportar, una guía de Tesalónica para visitar la ciudad en un par de días.

Entrada actualizada a 4/07/2014.

Cómo llegar.

Nunca había estado en Grecia ni tampoco me había llamado demasiado la atención el país (yo tampoco sé por qué). Llegué hasta aquí buscando combinaciones de vuelos baratos para una escapada de 4 días. Encontré por 52€ (sí, con Ryanair) los billetes Madrid – Charleroi – Tesalónica – Charleroi – Madrid.

07/2014 Encontrar esos chollos ahora es más caro (Ryanair ya no es tan low cost como en 2011). Desde Girona hay vuelos directos dos veces por semana.

Transporte en la ciudad (07/2014)

Desde el aeropuerto se llega al centro de Tesalónica con el autobús 78. La distancia es de unos 15 km. y tarda media hora en recorrerlos. En el recorrido pasa por la estación de tren y acaba en la de autobuses. No os fiéis demasiado de los horarios porque a mí me tardó en llegar casi una hora.

La tarifa del autobús: 0,80€ para el billete individual, 0,90€ para los tickets de 90 minutos de duración con los que puedes coger dos autobuses. Hay que adquirirlos de antemano (en kioskos, máquinas automáticas…) y validarlos dentro. Si los compras en el autobús son más caros.

Desde 2006 están construyendo el metro, cuando estuve en 2011 estaban en ello y creo, que a día de hoy (2014) no lo han acabado.

Más información del transporte de la ciudad e información de la ruta cultural.

Ano Poli Tesalonica

Grafiti en la parte alta (Ano Poli)

La ciudad

Salónica o Tesalónica es la segunda ciudad griega por número de habitantes y la primera por cantidad de universitarios (imaginaros la vida nocturna que tiene). Capital de la región de Macedonia (norte de Grecia), se encuentra en pleno Golfo de Tesalónica.

Su historia ha sido bastante convulsa: estuvo en manos romanas, después formó parte del imperio bizantino (imperio romano de oriente), más tarde otomana (lógico, estamos al lado de Turquía) y a principios del siglo XX, tras la Primera Guerra Balcánica, fue absorbida por Grecia. La comunidad de judíos sefardíes que vivían aquí fue muy importante en la ciudad desde el siglo XV, cuando España  por los Reyes Católicos y hasta su casi aniquilación por los nazis.

Su historia, tan rica, se refleja en los monumentos de todas las épocas: excavaciones romanas, iglesias y monasterios bizantinos, la muralla, la Torre Blanca otomana, baños árabes…

Otro acontecimiento muy importante para la morfología de Tesalónica fue el incendio de 1917. Destruyó gran parte de la ciudad y tuvieron que reconstruirla prácticamente en su totalidad, sobre todo la parte baja. Supongo que de aquí el aspecto un poco “cutre” de la mayor parte de los bloques céntricos que recuerdan a los de cualquier localidad costera explotada para el mal turismo de playa. Sin embargo, aquí nos encontramos monumentos a cada paso y compensa. De hecho, Tesalónica es Patrimonio de la Humanidad.

La rotonda Tesalonica

La Rotonda del siglo IV, dicen que la iglesia cristiana más antigua del mundo

Para organizar la visita es muy práctico dividir Tesalónica en ciudad baja y ciudad alta. Son dos partes completamente diferentes y yo añadiría una tercera parte que aunque está en la baja tiene su propia autonomía: el paseo marítimo.

Parta Alta de Tesalónica (Ano Poli)

No fue afectada por el incendio y man

tiene la estructura antigua de callejuelas empinadas y casas bajas con patios. Se conservan varios monumentos como parte de la antigua muralla bizantina y otomana, la antigua fortaleza Heptapirgion (se puede acceder a la torre más oriental), el monasterio ortodoxo de Vlatadon, que alberga una iglesia, un museo y el Instituto de Estudios Patriarcales y la iglesia de Osios David. Lo que más me gustó de la zona fue que algunas de las calles que bajan dejan entrever una panorámica espectacular de la parte baja y del mar. Es una zona que no está demasiado cuidada y hay pintadas hasta en la muralla, aunque también grafitis bastante currados. Mi intención era subir con el autobús circular 50 conocido como la línea cultural (cultural line) que recorre las zonas con más patrimonio artístico de Tesalónica. No pudo ser, había huelga general en el país y me tocó caminar por las cuestas durante unos cuantos kilómetros (di algún que otro rodeo).

Anopoli Tesalónica.

Callejuelas con vistas al mar desde la parte alta

La Parte Baja

En la PARTE BAJA está el centro de la ciudad (KENTRO). La mayor parte de las iglesias bizantinas, las ruinas romanas, la catedral ortodoxa, la plaza Aristóteles, el mercado, el paseo marítimo que va desde el puerto al edificio de la Sala de Conciertos pasando por la Torre Blanca (símbolo de la ciudad), museos… se encuentran aquí. La diferencia con la parte alta es notable. Su estructura está formada por grandes avenidas llenas de tiendas, bares y cafeterías y, a pesar de que los edificios son bastante “cutres” en su mayoría (se libran algunos de estilo modernista), encontramos iglesias magníficas casi a cada paso y podemos disfrutar de una ciudad llena de vida.

 

Paseo marítimo tesalónica

El paseo marítimo con la Torre Blanca al fondo

Lo que más me gustó de Tesalónica

Una especie de Top 10 bastante personal de mi visita a la ciudad.

La espiritualidad en la basílica ortodoxa de San Demetrio

He visitado alrededor de quince iglesias, monasterios y catedrales en estos dos días pero esta me ha llamado especialmente la atención por su espiritualidad. Está dedicada al patrón de la ciudad, San Demetrio, un soldado romano que fue torturado y ajusticiado por ser católico en este mismo lugar en el año 306 d.C. Sus reliquias se encuentran aquí en el cimborrio y, por lo tanto, es un importante centro de peregrinación para la iglesia ortodoxa. Cuando entré se escuchaba música de fondo y tenían puestas velas (se compran a la entrada de todas las iglesias). Muchas mujeres llevaban cubierta la cabeza con un pañuelo, normalmente blanco y a modo de ritual se santiguaban tres veces delante de algún cuadro, besaban otras tres veces el cristal apoyando la cabeza y volvían a santiguarse a modo de despedida. También escribían algo en papeles (supongo que peticiones) que dejaban allí. La verdad es parecía que te trasladabas en el tiempo bastantes años atrás. También me llamó mucho la atención la cripta donde dicen que fue torturado este mártir (está bajando por unas escaleras a la derecha del altar) y no os podéis perder los mosaicos bizantinos del siglo VII.

Las vistas de la parte alta de la ciudad

Tras subir cuestas que parecían interminables por una zona de cementerios y un bosque… llegué a la muralla y al Monasterio del Ano Polis aunque lo que más me llamó la atención de la zona fueron las vistas que aparecían entre las calles estrechas que bajaban al mar.

Tomar un frapé en una cafetería en la Plaza Aristóteles

A los griegos les encanta el café. Es un ritual tomarlo relajados en una terraza durante un tiempo largo, aunque también es muy común verlos con un frapé en la mano caminando por la calle. El frapé es su café por excelencia. Se puede tomar solo o con leche y su característica principal es que está servido con mucho hielo y tiene crema en la parte de arriba. Como es frío al pedirlo tienes que indicar la cantidad de azúcar que quieres que te pongan, se acampaña normalmente de un trocito de bizcocho o algo dulce y agua (en los sitios más pijos te ponen una botella de agua mineral).

Hay cafeterías repartidas por toda la ciudad: en el paseo marítimo, por la zona más interior del puerto, cerca de la Rotonda y el arco de Galerio… Yo me tomé uno en la plaza Aristóteles en una terraza siguiendo sus costumbres, ¡estuve sentada más de una hora!, su efecto duró más tiempo. Me animó lo suficiente como para dar un paseo de tres horas e, incluso así, por la noche me costó dormir. El precio: 4,5€ con un trozo de bizcocho y una botella de agua.

Frape tesalonica

Un frapé en la plaza Aristóteles

Un paseo al atardecer por el paseo marítimo (Nikis).

Fueron casi 3 horas lo que tardé en recorrer los 10 kilómetros (entre ida y vuelta) desde el puerto hasta la sala de conciertos haciendo fotos a cada paso. La avenida Nikis es un escaparate de monumentos y esculturas pero también de vida. A lo largo del recorrido, adaptado tanto a peatones como a bicicletas, me encontré con pescadores, señores con carritos de la compra vendiendo roscas de pan, furgonetas con perritos calientes y patatas fritas, gente haciendo deporte, un par de barcos-discoteca que a determinada hora se adentran en el mar, skaters y muchas personas paseando. De monumentos tampoco se queda corta: desde el puerto caminando encontramos la Plaza Aristóteles, la Torre Blanca otomana (el símbolo de Tesalónica), el Teatro Real, la escultura de Alejandro Magno, el Puerto Deportivo, un edificio para los jóvenes y la nueva sala de conciertos.

No vayáis buscando playa (se encuentra a unos 20 minutos en autobús desde el centro). Lo ideal y cuando está más animado, es al atardecer, genial para dar un largo y relajado paseo. A la vuelta y ya de noche me paré a cenar una musaka con una cerveza Mythos en el restaurante Mangio.

La Plaza Aristóteles y el Mercado

La avenida Aristóteles que sale desde la Plaza Dikastirion desemboca en la Plaza Aristóteles, la plaza principal. Está abierta a Nikis, la avenida del paseo marítimo y al mar. Aquí encontramos cafeterías y terrazas, el cine Olympion -sede del Festival de Cine-, uno de los mejores hoteles de la ciudad (el Electra Hotel)…  Además es el lugar de celebración de eventos, mítines, manifestaciones, etc. De hecho, el martes por la noche cuando llegué me encontré una concentración previa a la huelga general que habría al día siguiente.

El mercado Kapani se encuentra en el cruce de la calle Ermou y es un lugar tradicional y muy animado. Las zonas del mercado están divididas por productos: pescado, carne, puestos de frutas, verduras, cestería, dulces, animales, tarros de compotas (o algo así), especias… lo más curioso es que los vendedores se colocan en la calle, fuera de su puesto y ofertan sus productos a pleno pulmón.

Comer en una taberna comida tradicional griega.

Utilizan productos naturales y muchas especias lo que hace que sus platos sean fuertes y sabrosos. La zona del mercado está llena de restaurantes bastante turísticos, pero si te fijas, hay tabernas más locales. El último día encontré una llena de griegos y allí me metí. No me defraudó. Nada más sentarme en la mesa me trajeron un vaso de agua y me pedí una salchicha enorme acompañada de mostaza roja, ensalada de patata y una cerveza Mythos. No tenían esa marca y me trajeron Alpha, más barata y mejor según el camarero.  A parte de comer tuve una conversación muy agradable con el señor de la mesa de al lado sobre la política y la economía de Grecia y España. Sí, ya entonces la crisis era el tema de conversación principal. La verdad es que aprovechan la mínima oportunidad para hablar y son gente muy agradable.

Comida griega

Vendedor de roscas de pan

Comida griega

Salchichas, ensalada de patatas y Alpha en una taberna del mercado

Hay restaurantes y tabernas por todos lados aunque dónde más se concentran son en Ladadika, un barrio que desemboca en el puerto, por la avenida Nikis y cerca de la Iglesia la Rotonda y el arco Galerio.

Restaurantes Tesalónica

La zona de Ladadika, cerca del puerto, está llena de restaurantes

Me quedé con las ganas

Cosas que no pude hacer, o por falta de tiempo o porque no pudo ser. Me hubiera encantado disfrutar de ellas así que, si tenéis la oportunidad, disfrutadlas.

Coger el autobús 50 (cultural line).

Existe un autobús circular que en 50 minutos te da una vuelta por las zonas turísticas. Cuesta 2 euros y tiene información impresa y audiovisual en inglés y griego sobre la ciudad. Puedes bajar y subir tantas veces quieras a lo largo de las 15 paradas y con el billete para 24 horas está incluido.

La “cultural line” parte cada hora del Teatro Real (cerca de la Torre Blanca) y es una buena manera de echar un vistazo a la ciudad. En verano amplia horarios hasta las 21:00, aunque el resto del año sus servicios acaban a las 16:00.

En la oficina de turismo (cerca de la Torre Blanca) además del mapa turístico de la ciudad, podéis pedir el mapa de esta ruta en el que también vienen los monumentos señalados. Es muy útil.

Mi intención era utilizarlo para subir al Ano Polis y volverlo a coger para bajar y así hacer el recorrido completo pero había huelga general así que me quedé con las ganas.

Tesalónica cultural line

Cultural Line (50)

Entrar en más museos

En dos días da para recorrer los principales lugares de la ciudad pero no hay tiempo para entretenerse en demasiados museos. Algunos de los más interesantes son el museo arqueológico, el etnográfico, el de los Instrumentos de Macedonia o el de las culturas bizantinas. Muchos de ellos están bastante cerca de la Torre Blanca. Esta sí que la visité por dentro (3€), tiene un museo de la historia de la ciudad pero está en griego aunque disponen de audioguía en inglés. Otro por el que pasé fue el Museo de Cine (2€) cerca del puerto, muy importante por el Festival de Cine de Tesalónica que se celebra cada noviembre y es un escaparate para los nuevos directores. Compartiendo edificio con él se encuentra el Museo de Fotografía. ¡Viva la cultura!

Museo Cine Tesalónica

Museo del cine, al lado del puerto

Museo del Cine Tesalónica

Museo del Cine

De escuchar música tradicional en una Bouzoukia y de salir de marcha

Las Bouzoukias son los locales con actuaciones con música popular griega (Laïko). Me quedé con ganas de un concierto y de disfrutar más la noche de Salónica, que con tanto universitario son de las más animadas de Grecia.

De tener más días para probar más comidas y más dulces griegos

En una ciudad llena de tabernas y restaurantes y es una pena no haber disfrutado más de sus comidas. Mi estómago tiene un límite.

Hay pastelerías en cada esquina de las que sale un olor impresionante con escaparatesllenos de dulces de todos los colores, ¡qué pinta!. En cuanto a dulces mi amiga Bea que conoce Grecia de arriba abajo me recomendó probar el Tsureki en la pastelería Terkenlis en la plaza Aristóteles.

A la hora de comer si no queremos parar mucho vamos a encontrar lugares donde venden baguettes o bocadillos hechos con pan de pita buenísimos por un precio de unos 2-3€. Los restaurantes tampoco son caros. Una musaka y una cerveza, 10€ y 7,5€ la salchicha tradicional, ensalada de patatas y cerveza.

Cerveza Alpha

Cerveza Alpha

De visitar el Monte Atos

(Y me quedaré con las ganas toda la vida como no cambien las normas).

El monte Atos es una especie de Vaticano para la iglesia ortodoxa. Un monte en plena naturaleza lleno de conventos y donde habitan unos 1.700 monjes. Tan sólo pueden entrar hombres y, según he visto en algunos sitios, aunque pertenezcas al sexo superior (esto es recochineo) no te va a ser fácil conocerlo porque aceptan pocas visitas. El límite es de 200 griegos y 10 extranjeros por día. Estas cifras varían según las fuentes.

A su favor hay que decir, que durante la Guerra Civil Griega aceptaron refugiadas. De todos modos, ¿por qué son todas las religiones tan machistas?

Monjes ortodoxos Tesalónica

Monjes ortodoxos

Monje mochilero

Monje mochilero

Los principales monumentos

Romanos:  

El foro romano, el palacio romano y el hipódromo son excavaciones y, en algunas de ellas, se les puede ver trabajando. También de esta época son la Rotonda (la iglesia Ayios Georgios) y el Arco del Triunfo que levantó el romano Galerio, primer emperador en asentarse en la ciudad.

Bizantinos:

De la época del “Imperio Romano de Oriente” hay multitud de monumentos repartidos por toda la ciudad: la fortaleza Heptapirgion y lo que quedan de las murallas, una casa de baños bizantina, algunos restos arqueológicos y lo que es más importante multitud de iglesias que permanecen de esa época, muchas de ellas reconstruidas tras el incendio de 1917. Los nombres de algunas: Agia Sofía, Agia Ekaterini, Acheiropoietos, Panagia Acheiropoietos, Dodeka Apostoloi, Osios David, San Panteleemon, Taxiarches, Ayios Demetrios, Ayios Ioannis, Ayios Nikolaos, el monasterio Vlatadon… En la misma línea cristiana encontramos también varias catacumbas.

Otomanos:

De esta época es la Torre Blanca, el símbolo de la ciudad, algunas mezquitas y barrios árabes. El Heptapirgion, la fortaleza de la parte alta de la ciudad, pertene a dos épocas: la otomana y la bizantina.

Torre blanca Tesalónica

Torre blanca Tesalónica

Torre blanca Tesalónica

Interior de la Torre Blanca

Otros

Más modernos son el Teatro Real, la Casa de la Ópera, la sala de Conciertos en el paseo marítimo, la biblioteca de la Universidad… y Mylos, una vieja fábrica reconvertida para eventos culturales.

Vistas desde la Parte alta

Vistas desde la parte alta

Ano Polis Tesalónica

En la parte alta

Costes del viaje (2011):

Los precios son de mayo de 2011 e incluyen la parte belga de Charleroi. Los que he podido actualizar, están al lado en rojo.

  • Cuatro billetes de avión Madrid – Charleroi – Tesalónica – Charleroi – Madrid con Ryanair y sin facturar maleta: 52€
  • Habitación individual en el hotel Ilios (2 noches): 60€ Se mantiene el precio.
  • Habitación individual en el Formula 1 de Charleroi con desayuno (1 noche): 45 € No lo recomiendo, porque hay que coger taxi, no dispone de servicio de transfer con el consecuente gasto de taxis y está a varios kilómetros de la ciudad con lo cual no puedes ni salir a dar una vuelta. Vale que Charleroi es fea pero peor es un polígono perdido de la mano de todo.
  • Taxi de ida y vuelta al Formula 1 – aeropuerto: 20€ y 7,5€ (27,5 €)
  • 2 x autobús Aeropuerto Tesalónica – Tesalónica: 1,60€ Se mantiene el precio.
  • Gastos de comida y bebida (2 comidas en restaurante con cerveza, 4 baguettes y pitas para llevar con botella de agua, desayunos…): menos de 50 €
  • Frapé en la plaza Aristóteles: 4,5€
  • Entrada museos (museo del cine y la torre blanca): 5€.
  • 3 x autobús Charleroi – Aeropuerto Charleroi: 9€ / 2014:5€ trayecto individual.
  • Billete de vuelta de Barajas a Madrid – Atocha: 2€ / 2014: 5€
  • TOTAL APROXIMADO: 250 €

ENLACES

Información en inglés de Tesalónica en www.thessalonikiinfoguide.com

Transporte de la ciudad e información de la ruta cultural.

Información de Tesalónica en la Oficina de turismo de Grecia

 

EN EL BLOG

Si queréis una guía sonora de Tesalónica, la tenéis aquí.

12 comments

  1. Muy buena información y muy completa ¡Gracias! porqué apenas se encuentra información sobre esta ciudad (Además he leido que las oficina de turismo está cerrada, así que gracias de nuevo)

  2. Hola!! Muchas gracias por la información, es de mucha utilidad. Estamos pensando en ir, pero también nos gustaría ir desde Salónica a otra ciudad Griega o incluso a sofia o estambul pero no hay información sobre los transportes para moverse, tu tiembes información al respecto?

  3. Podrias decirnos el nombre de alguna taberna cerca del mercado.
    Gracias

  4. Podrias decirnos el nombre de alguna taberna cerca del mercado de Tesalónica.
    Gracias

    • Hola Teresa. No me acuerdo del nombre de la taberna donde comí, pero podéis dar un paseo por la zona del mercado y observar todos los bares. Elegid el sitio donde veáis más griegos porque además seguro que os dan conversación, son muy muy agradables (eso sí, el tema va a ser la crisis).

  5. Me ha parecido tremenda la guía que he podido leer sobre Tesalónica. Voy en un mes a Skopje y Tesalónica y he leído varias guías y crónicas de viajes, pero la tuya, sin lugar a dudas, aunque haga tres años, me ha parecido muy interesante y muy muy rica para poder tener una base sólida sobre la que moverse en Tesalónica. Saludos desde Valencia Paula.

  6. Gracias por el artículo, hiciste un resumen genial! Además se lee muy bien, escrito sin epitafios innecesarios como en otros blogs y con toda la información súper útil! Muchas gracias por preparar este post.

    Estoy haciendo el viaje a Salonica este lunes y tu blog me ayuda mucho en organizar mi viaje! Olé tu!

    Saludos viajera.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

© Tierra sin límites es un blog de Paula Mayoral