No te pierdas
Home » Europa » Bélgica » Gante, una gran sorpresa
gante_tsl_portada

Gante, una gran sorpresa

Más entrañable que Bruselas, más real y más animada que Brujas, Gante es la ciudad con la que deseaba encontrarme.

Llena de historia y con rincones idílicos, Gante compagina belleza arquitectónica con un ambiente muy animado, entre otras cosas, por su ambiente universitario (una quinta parte de su población son estudiantes). Un ejemplo de esta combinación entre cultura y vida son los reconocimientos de la UNESCO. Por un lado, su campanario está inscrito en las listas de “campanarios de Bélgica y Francia” como Patrimonio de la Humanidad y gracias a su parte más dinámica, Gante ha sido reconocida por la UNESCO como Ciudad Creativa de la Música.

Bicis y canales. Lo más típico

Es la ciudad con más edificios históricos de todo Flandes. La mayor parte de estos lugares de interés se concentran en su casco histórico y se pueden ver muy bien a pie. En unas horas nos habremos hecho con una idea bastante global. Para conocer sus museos, las actividades culturales y su ambiente se necesitan días. Yo estuve sólo dos noches y me supieron a poco.

En la estación de tren de Brujas hacia Gante

Cómo llegar a Gante.

Lo primero es el avión. Podemos llegar a varios aeropuertos en Bélgica:

  • Aeropuerto Ostende – Brujas al que vuelan desde algunos puntos de España compañías como Iberworld, Jetairfly o Thomas Cook Airlines
  • Bruselas Zaventem. El principal y más cercano a la capital. También es más difícil encontrar vuelos baratos hasta aquí.
  • Bruselas – Charleroi. Se encuentra en la región Valona y hasta aquí llegan la mayor parte de los vuelos low cost. Desde Madrid podemos encontrar vuelos desde 10 euros si lo buscamos con tiempo en Ryanair. Tanto en noviembre de 2010 como en mayo 2011 he volado por 20€ ida/vuelta.
  • Amberes, principalmente opera vuelos a Gran Bretaña
  • Lieja, que conecta con países como Israel, Túnez, Grecia, Marruecos y algunas ciudades de veraneo españolas: Ibiza, Málaga, Alicante, Palma, las Palmas y Tenerife.

Por cierto, Bruselas está muy bien comunicada por tierra con otras capitales europeas y puede ser una buena opción llegar desde París o Ámsterdam en tren. De hecho, la primera vez que fui a Bruselas fue en tren desde Amsterdam (2009), la segunda y tercera a través de Charleroi con Ryanair.

Una vez en Bruselas la red de ferrocarriles belga nos facilita enormemente llegar hasta Gante. Desde la estación Bruselas Central (Brussel-Zuid / Bruxelles-Midi en flamenco y francés respectivamente) se llega hasta Gante Sint Pieters en media hora por poco más de 8 euros. Allí, el tranvía 1 nos deja en el centro. Por cierto, comprad el billete en las máquinas porque una vez arriba cuesta casi el doble. También a media hora en tren se encuentra la turística Brujas, una ciudad que merece la pena visitar. En la web podemos echar un vistazo a los descuentos para menores de 26 años, personas mayores, grupos o usuarios habituales y también tienen servicios concretos para personas con movilidad reducida.

Catedral de San Bavón

Habitantes

No llega a los 250.000. Es decir, no está mal de tamaño y muchos son estudiantes.

El símbolo

Un dragón es el símbolo de la bandera de Flandes y el mismo “animal” se encuentra en lo alto de la torre del Campanario desde el siglo XIV. El de hoy en día es una réplica del original.

El idioma

El neerlandés es el único idioma oficial de la región de Flandes y en esta región se llama flamenco. Tiene un sonido muy fuerte y parece imposible llegar a comprenderlo, sin embargo, a no ser que nos queramos quedar a vivir allí (que todo puede ser), no lo necesitamos. Con el inglés nos entenderemos perfectamente.

A caminarTransporte

Caminar es la mejor opción ya que las distancias son asequibles, pero Gante dispone también de una buena red de tranvías y autobuses aunque el transporte nacional por excelencia es la bici. Alquilad una y moveos sin problemas por toda la ciudad, los coches respetan muchísimo a las bicicletas.

Margarita la Gorda

Qué ver en Gante

Una vez en el centro se abren mil posibilidades. Cuando llegué, parte del centro se encontraba en obras por la construcción del metro y estaba un poco patas arriba (y creo que sigue así), sin embargo como te encuentras con ciudad preciosa y con muchísimos detalles, casi que se te olvida.

Lo primero que llama la atención en la plaza Sint Baafs (Sint Baafs Plain). Encontramos en esta zona tres torres impresionantes: la de la Catedral, el Campanario y la iglesia de San Nicolás. Viene muy bien comenzar por aquí porque en el edificio del Campanario se encuentra también la oficina de turismo así que nos podemos parar a por un plano y unos folletos.

La Catedral de San Bavón. Visitarla es gratis pero hay que pagar para ver la obra flamenca “La Adoración del Cordero Místico” de los hermanos Van Eyck. Uno de los 24 paneles que forman la obra fue robado y nunca se ha encontrado, lo que vemos es una réplica.

El Campanario. Se pueden subir sus más de 250 escalones por 5€. La vista, dicen, es impresionante, yo me lo perdí porque el día que iba a ir había un Consejo de Ministros de la UE en la ciudad y debían tener razones de seguridad.

El edifico del Teatro Nacional Flamenco.

Teatro Nacional Flamenco

El puente Sint Michel. Quizás la mejor foto de toda la ciudad, se ve una de las zonas más bonitas del canal, los antiguos muelles de las Hierbas y el Trigo y la torres de San Nicolás, el Campanario… alineadas. El puente en sí también es precioso.

La iglesia San Michel. Si se hubiese construido según lo planeado tendría una torre enorme pero no había presupuesto para tanto.

Los canales. Pasear alrededor de ellos o sentarse en la orilla cerca del puente San Michel y cruzar sus puentes.

Castillo

El castillo Gravensteen, es una fortaleza enorme del siglo XII.

Los edificios de la lonja de carne (al lado del canal) y la de pescado­­­­­­­­­. Aún hoy en día se puede comprar, aunque el mercado de carne está bastante enfocado al turismo.

Las casitas con la arquitectura típica que se extienden por toda la ciudad: en la orilla de los canales, en la plaza de los viernes (Vrijdag plein), al lado de la catedral… cada una es distinta a la anterior pero conviven en armonía y el conjunto es muy bonito.

Plaza Sint Baafs

El barrio Pathershol tiene una estructura de calles medievales y aquí se encuentran algunos de los restaurantes más pijillos de la ciudad. En la misma calle encontramos el museo del folklore en la casa de Alijn.

La plaza del mercado (Vrijdag plein). Aquí tiene una estatua dedicada Jacob Van Artevelde, un gran héroe nacional. Algunos de los edificios de la plaza han tenido un papel histórico destacado como por ejemplo la casa del pueblo (un antiguo hospital) o la de los curtidores (una casa gremial).

Margarita la Loca. Este nombre tan curioso es de un cañón rojo del que dicen que no ha disparado un sólo proyectil.

La calle de los grafitis. Una visita alternativa es esta calle.

Plaza del Mercado

Qué comer y beber en Gante

Cerveza a la orilla del canal

Patatas fritas, patatas fritas y patatas fritas. La comida nacional belga es una de las pocas cosas que une a valones y flamencos. Es tan simbólico que existe un movimiento cívico en el país conocido como “la revuelta de las patatas fritas“. El motivo es que Bélgica lleva sin gobierno desde el 21 de abril de 2010 porque sus partidos políticos no llegan a un acuerdo. Las friet se han convertido en el nexo de unión de los ciudadanos en las protestas y salen a la calle con cucuruchos llenos de ellas.

Las patatas son tan importantes en la cultura belga que en Brujas se encuentra el museo de la patata (Frietmuseum). Las comen a todas horas con mayonesa o ketchup y en Gante la mejor forma de acompañarlas es con stoverijsause mee mayonaise  (una salsa marrón de carne mezclada con mayonesa).

No todo van a ser patatas fritas, en Gante también hay… cerveza. De todos los tipos, precios y con todos los sabores posibles, es imposible probar todas las cervezas que ofrece cualquier bar.

Seguimos en una línea muy sana. Los bombones belgas tienen una fama inmensa y encontramos numerosas tiendas que venden esta delicatessen. No es lo único dulce. Los tradicionales dulces de Gante como Cuberdon, Gentsche mok, wipper… se venden en una tienda preciosa en la calle Kraanlei y están buenísimas.  Como no, también tenemos los famosos gofres belgas con azúcar, chocolate, frutas, nata (cuanto más acompañamiento tengan más para los guiris).

Aquí es donde venden los caramelos esos

En cuanto a comida (de la de verdad) existen los platos del día (dagschot) que es un plato único. Los más típicos son los mejillones con patatas fritas que se cocinan de mil maneras (mosselen met friet), guisos como las carbonades a la flamenca, conejo a la mostaza, stoverij (ternera guisada con cerveza) o uuflakke (cerdo con una salsa gelatinosa). En pescados destaca el waterzooi, un guiso que incluye verduras, huevo… Los quesos también son famosos. No os despistéis demasiado porque se come bastante antes que en España y podemos terminar con un simple cucurucho de patatas fritas (que tampoco estaría mal).

¿Qué hacer en Gante?

En una ciudad tan viva hay miles de actividades. Podemos visitar museos como el de arte contemporáneo, sentarnos a tomar una cerveza frente a un canal, descansar en un parque, hacer miles de fotos, entrar en su catedral o sus iglesias, escuchar música jazz gratuita en alguno de sus innumerables bares, mezclarnos con su vida nocturna, pasear, pasear y pasear… o montarnos en uno de los barcos que van por los canales. Cuestan seis euros y en cuarenta minutos te da una idea bastante general de la parte antigua de la ciudad.

Dónde dormir

Yo me quedé en un hotelillo cerca de la Catedral por unos 40€ la habitación individual con baño compartido, se llamaba Flandria Centrum y era encantador. Si vamos bien de dinero existe un oferta amplia de lugares y si no estamos tan boyantes podemos recurrir a los albergues como De Draecke de la red hihostels o algunos privados Hostel 47 o Ecohostel Andromeda.

Cuando ir a Gante

Cualquier época es buena para visitar esta ciudad pero en julio tenemos la mayor parte de los eventos. Si nos gusta la música del 7 al 17 es obligatorio acercarnos al Festival de Jazz. Las fiestas de Gante (Gentse Feesten) se solapan y comienzan del 16 hasta el 25. Diez días inigualables.

Información turística de Gante

Tenemos dos fuentes de información turística fiables. Por un lado la oficina de información tradicional de visitgent que dispone de web en español y por otro lado USE-IT.

La oficina de información turística de Gante se encuentra en el Campanario (Belfort) en la plaza San Basilio (Sint-Baafs Plein). En ella te pueden facilitar todo tipo de información. A mí me vino muy bien un folleto que se llama “Gante, efervescente auténtico. Paseo” y me lo dieron en español. En él proponen una ruta de dos horas a pie para conocer los edificios principales de la ciudad. Es muy práctico, explicativo y fácil de seguir.

USE IT La información turística que facilita está dirigida a un público joven que desea implicarse en la vida del lugar al que viaja (de hecho su lema es act like a local) y no gastarse mucho. A parte de la web ofrecen también una guía-mapa para descargar. En este folleto aparecen dos mapas, Gante de día y Gante de noche y además de puntos de interés turístico, lugares donde comer barato, sitios para salir, alojamientos en albergues… incluye costumbres típicas de los ganteses y consejos que dan gente que vive en la ciudad. Está escrito en un inglés directo con un tono muy desenfadado y utiliza un diseño muy juvenil. Perfecto para un viaje de inclusión barato.

Para más información sobre la región y cosas que ver alrededor tenemos la oficina turística de Flandes en España a la que podemos pedir folletos que te envían gratis a casa.

Cerca de Gante… ¡Brujas!

Ya que estamos en Flandes nos podemos acercar hasta Brujas, una ciudad de ensueño. Normalmente Gante y Brujas se visitan en el mismo viaje y siempre existe la discusión de “cuál ha gustado más”. Desde mi punto de vista, Brujas es más “mona”, con un centro histórico digno de cualquier cuento de hadas y a la vez más sosa. Más turística. Aunque tiene lugares tan bonitos como el beaterio.

Si tenemos poco tiempo, yo pasaría las noches en Gante (mucho más animada) y a Brujas le dedicaría un día entero de excursión. Se llega en media hora en tren. Por cierto, está incluida en las listas Patrimonio de la Humanidad y realmente es por algo.

Imperdonable y para todos los bolsillos

  • Pasear por el puente de Sint Michiels y llegar hasta la plaza Sint Baafs Pleins.
  • Comer un cartucho de patatas fritas (friets)
  • Tomar una cerveza frente al canal.
  • Caminar un buen rato por la orilla de los canales
  • Si estamos de viernes a domingo acercarnos al mercado de las pulgas en la plaza de los viernes (Vrijdag Plein).
  • La plaza con las torres de la Catedral, el Campanario y la de San Nicolás. Estos son los edificios más impresionantes pero fijaros en la construcción típica de todas las casas de la plaza. Precioso.
  • El castillo, aunque sea por fuera. Por dentro era bastante carillo.

El canal de noche

Disfrutad.

Más post sobre Bélgica en el blog.

4 comments

  1. QUE BONITO!!!!!!!! jolín, me encantaría ir….

    besitos pau!!

  2. Es precioso y tiene mucha vida ;). Besiños de vuelta linda!

  3. que chulo paula, como bien dices la noche de gante es superanimada, yo fui de viaje de fin de curso en 1994 y tambien nos recomendaron conocer por el dia brujas
    y disfrutar de la noche de gante. besos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

© Tierra sin límites es un blog de Paula Mayoral