No te pierdas
Home » Europa » Al rico agua de Budapest. Balnearios
Széchenyi
Széchenyi

Al rico agua de Budapest. Balnearios

Budapest es la ciudad del agua. Cada día ofrece 70 millones de litros a sus habitantes y de sus profundidades surgen más de 100 manantiales de aguas termales. Agua para beber y agua para disfrutar. Budapest se ganó en 1934 el título de Ciudad de los Balnearios y ofrece varias opciones para relajarse. Lo difícil es elegir. Los baños compiten en belleza [kitsch] y servicios. Baños bellos, con piscinas de aguas termales, burbujas, chorritos, interiores y exteriores…  serán carísimos, ¿no? En algunos la entrada no supera los 10 euros, así que metemos en la maleta bañador, chanclas, gorro de baño y toalla y nos lanzamos a la difícil misión de elegir balneario. La mayoría de ellos se encuentra en la parte de Buda y el Széchenyi en Pest.

A tener en cuenta:

  •  Hay que llevar bañador, toalla, chanclas y para algunas zonas y algunos balnearios gorro de baño. Suele haber tiendas donde comprar lo que nos falte pero lo pagas.
  • La entrada incluye taquilla o cabina para dejar las cosas. La segunda es más cara.
  • La entrada normal te da acceso a la mayor parte de las áreas pero siempre hay servicios extra de pago, masajes por ejemplo.
  • Algunos tienen parte exterior y otros son tan solo interiores. Elige antes.
  • La mayoría son mixtos casi todos los días pero hay algunos (Rudas, Király) que varían según el día de la entrada.
  • Los fines de semana algunos servicios están cerrados (medicina, fisioterapia…), hay más gente y la entrada es más cara.
  • Algunos baños tienen ofertas si vas a primera primerísima hora o si te pasas a última.
  • Muchos tienen hotel por si ya quieres el relax más absoluto en Budapest.
  • Suelen tener bares para poder comprar bebidas y aperitivos. El Széchenyi tenía hasta buffet.


Ver Balnearios Budapest en un mapa más grande

Széchenyi

De este puedo hablar yo. Es el mayor balneario de Europa y el único que está en la parte de Pest en el parque de la ciudad. Abre hasta las 10 de la noche. El edificio amarillo lleno de estatuas y columnas llama la atención al llegar pero te acostumbras y al cabo de unos minutos parece hasta bonito. Tiene 3 piscinas exteriores con diferentes temperaturas (en la del medio, de natación, el gorro es obligatorio) y en interior hay saunas, baños de vapor y una docena de piscinas con diferentes temperaturas y tamaños.  Lo mejor es estar de noche dentro del agua calentita de una de las piscinas del exterior. En invierno dicen que es un placer ver todo nevado sumergido en el agua a treinta y tantos grados, aunque seguro que salir de ella es más bien una tortura. Precios entre 3.100 y 4.000 HUF

Exterior del Széchenyi

Cervecita noctura

 Gellért.

Con casi un siglo de antigüedad, el edificio ya de por sí merece la pena. La entrada para el día completo va desde los 4.100 a 4.600 HUF (unos 15€) según el día de la semana y si eliges taquilla o cabina. A partir de las 17:00 el precio se rebaja 1.000 HUF lo días de diario y 300 los fines de semana. La parte termal no es mixta.

Rudas.

Antiguo baño truco que existe desde hace unos 500 años y hasta 2005 era exclusivo para hombres. Actualmente se turnan los días de la semana y los fines de semana son mixtos. Baños nocturnos los viernes y los sábados de madrugada por 3.600 HUF.  Tiques termales, para la piscina y ofertas de mañana. Precios desde 1.500 HUF (entrada de piscina por la mañana) a 3.600 HUF (acceso de madrugada)

Lukács

Este balneario tiene una larga tradición. En el siglo XII se levantaba aquí un monasterio balneario. Las entradas, según el horario, van desde 2.400 a 3.300 HUF. Según la información de “Free Walking Tours” si vas a las 6:30 de la mañana puedes pagar 1700 HUF (6/7€) pero en su página la oferta no aparece.

Király

Baños turcos en otro edificio histórico cerca de los baños Lukács. Precios desde los 2.300 HUF

Además de los grandes balnearios en Budapest hay spás y balnearios más pequeños y parques acuáticos y piscinas como el Aquaworld, Palatinus en la isla Margarita, Római, Csillaghegy, Dagály…

Estrés es lo que vas a sentir intentando elegir un sitio. Relax la sensación de después.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

© Tierra sin límites es un blog de Paula Mayoral