No te pierdas
Home » Europa » Mercados del mundo
Mercado de Tesalónica
Mercado de Tesalónica

Mercados del mundo

Cuando viajas, además de visitar los monumentos más representativos, disfruto viendo cómo es el día a día de la gente, lo que se sale fuera de lo puramente turístico: qué horario tienen, dónde van ellos a comer o qué compran. Los mercados y mercadillos son un buen sitio para descubrir el ritmo de las ciudades y de eso va esta artículo.

Visítales cerca de la hora de comer porque muchos tienen puestos o bares en su interior donde se come local, barato y rico.

 1.Tartu. La segunda ciudad de Estonia tiene varios mercados bastante curiosos, uno de ellos -el que está al aire libre- vende bastantes artículos aunque con un claro predominio de la patata. Las fotos son del mercado central (con una escultura de un cerdo en la puerta) y del mercado al aire libre.

Mi visita a Tartu en el blog

El mercado de Tartu (Estonia)

El mercado al aire libre de Tartu

2. Riga. Lo impresionante del mercado central de Riga (Centrāltirgū) es su edificio hecho con hangares para zepelings alemanes. Tiene varios pabellones, dedicados cada uno a distintos tipos de alimentos y, en el exterior, también se colocan puestos. Id con tiempo porque si os gusta cotillear lo vais a necesitar.

El mercado central de Riga en Tierra sin límites.

El mercado de Riga

 

3. Tesalónica. Quitando los zocos, uno de los mercados más bulliciosos en los que he estado jamás es el de Tesalónica. Los vendedores, fuera de sus puestos, ofrecen sus productos gritando a pleno pulmón. Fuera del edificio, hay tiendas de cestería, productos locales y calles repletas de bares y restaurantes donde se come de vicio. Intentad buscar las tabernas locales. Si os acercáis a algunas islas griegas, como las de Santorini, visitad los mercadillos hippies. Se pasa un rato agradable.

Cuando estuve por Tesalónica en el blog.

Mercado de Tesalónica

Mercado de Tesalónica

Mercado de Tesalónica

Mercado de Tesalónica

Mercado de Tesalónica

Mercado de Tesalónica

 4.- Mercadillos de Londres. Camden Market, Portobello, BrickLane… unos más turísticos y conocidos y otros menos pero todos sorprendentes. Si vas la primera vez, es obligatorio visitar Camden y Portobello, los domingos BrickLane, más auténtico, es la alternativa. Para los amantes de los libros antiguos: no dejéis de visitar Cecil Court, una callejuela llena de librerías de segunda mano. Delicioso.

Un post para los que han estado más de una vez en Londres.

5. Mercados al aire libre en los países nórdicos. En verano las ciudades nórdicas salen al exterior aprovechando la luz. Los mercadillos que montan al aire libre son especialmente atractivos por sus productos frescos y su ambiente pero también porque se come bien en ellos: sano y barato (comparado con los precios de un restaurante). Hay que mencionar especialmente el Mercado de Pescado en Bergen (Noruega). Comprad un plato con comida y sentaos en una mesa con bancos corridos para degustarlo.

Mercado de pescado de Bergen

Mercado de pescado de Bergen

Mercado de Pescado de Bergen

Mercado de pescado de Bergen

Mercado al aire libre de Helsinki

Mercado al aire libre de Helsinki

Comida en Oulu

Comida en el mercado al aire libre de Oulu (Finlandia)

6. Los zocos. Los olores, la sorpresa y el jaleo se mezclan en los zocos de Marrakech, un laberinto de tiendas que se agrupan por zonas y productos y donde puedes encontrar auténticas maravillas y beber todo el té con menta que tu cuerpo aguante. Imprescindible: aprender a regatear.

Impresiones de un viaje a Marrakech.

Zoco Marrakech

Zoco Marrakech

Zoco Marrakech

Zoco Marrakech

7. Los buquinistas de París. No creo que haya algo que me guste más en la capital francesa que las tiendecitas de los buquinistas que se colocan a las orillas del Sena. Puedo pasarme horas buscando un tesoro entre libros, postales y recuerdos. No solo es lo que venden sino el encanto de su localización.

Guía de París en pdf.

Buquinistas en París

Buquinistas en las orillas del Sena, París

8. Budapest. El mercado principal de la capital es inmenso tanto por fuera como por dentro. Piérdete entre sus puestos, compra productos y ves probando. Si tienes hambre, sube a la planta de arriba y elige.

Mercado de Budapest

Mercado de Budapest

Mercado de Budapest

Mercado de Budapest

9. Los mercadillos de Navidad. Esparcidos por toda Europa y situados en la parte antigua de las ciudades, los mercados navideños son preciosos. Yo me enamoré del de Cracovia mientras probaba sus quesos, la carne asada y bebía vino caliente a -5ºC. Si encima está nevado (bastante habitual) ya parece un cuento.

Mercado de Navidad de Cracovia

Mercado de Navidad de Cracovia

Y 10.- Me dejo algunos mercados maravillosos como el de Oporto, los mercadillos de las islas, mercados de las flores como el de Amsterdam… Habrá segunda parte ;). Mientras tanto, cada vez que visitéis una ciudad, acordáos de que, aunque no aparezcan en las guías turísticas, los mercados son uno de los mejores lugares para conocer a fondo un sitio.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

© Tierra sin límites es un blog de Paula Mayoral