No te pierdas
Home » Europa » Lisboa desde las alturas.
Lisboa de Noche
Vistas nocturnas Lisboa

Lisboa desde las alturas.

Por algo la llaman la ciudad de las siete colinas. Desde prácticamente cada punto de la ciudad, Lisboa ofrece rincones fabulosos desde donde disfrutar de vistas impresionantes al Tajo y de los tejados desordenados de la capital. Recopilamos algunos de sus mejores miradores.

El ponte

La primera vista que obtenemos de la ciudad si entramos en coche es la que hay desde el Puente 25 de abril. Vendrá acompañada de un sonido muy particular, el que hacen los coches al pasar por el carril central y que se ha convertido, para mí, en una especie de saludo lisboeta. Tamizado por la ventanilla del coche podemos observar el tajo, el puente y a lo lejos, acercándose, Lisboa. Sus casas desiguales y descolocadas nos dan una primera impresión de lo que vamos a encontrar paseando por sus calles. El 25 de abril es el hola que lanza la ciudad al visitante. Su nombre es una fecha clave para la historia reciente de Portugal: la Revolución de los Claveles, el día en el que los portugueses consiguieron deshacerse de años de dictadura y recobrar su libertad.

Barrio Alto y Chiado

Uno de los barrios más concurridos de la ciudad, más bohemios y que, sin duda, ofrece algunas de las mejores vistas. La zona está construida sobre colinas así que p0déis imaginar que algunas de las vistas son preciosas. Vamos con algunos de sus miradores.

São Pedro de Alcântara.

Es uno de los miradores más famosos de Lisboa. Hasta él se puede acceder caminando por la Calzada da Gloria desde la plaza de Restauradores o tomando el elevador da Gloria; si tenemos en cuenta su historia, subirse a él equivale a trasladarse 1o0 años atrás. Eso sí, es mejor comprar los billetes con antelación porque comprarlo dentro es bastante más caro. Una vez arriba, nos encontramos con un mirador de dos niveles, con un par de kioscos donde disfrutar de las vistas de la ciudad mientras nos tomamos una café o uma Sagres. Enfrente: el Tajo, la Baixa y la Alfama con su Sé (catedral) y coronada por el castillo de San Jorge.

El elevador de Santa Justa

El último ascensor vertical que queda en Lisboa, une la Baixa con Chiado y nos deja justo al lado de las ruinas del Convento do Carmo, hoy Museo de Arqueología. Montar en el este elevador centenario es toda una atracción en sí, pero cuando llegamos arriba descubriremos algunas de las vistas más bonitas de la ciudad. Existe una plataforma en lo alto a la que se puede acceder subiendo por unas escaleras metálicas y desde donde, Lisboa, se ve aún mejor.  Subir cuesta bastante (unos 5€) aunque el precio está incluido en el bono de 24 horas. Compensa adquirirlo si vamos a utilizar el transporte público.

Mirador San Pedro de Alcántara

Mirador de San Pedro de Alcántara

Panorama Lisboa

Panormámica Lisboa

Elevador de Santa Justa

Desde el elevador de Santa Justa

Miradores de la Alfama

La Alfama es el barrio más antiguo de Lisboa, un entramado de callejuelas con tiendas congeladas, casas de fado, iglesias – incluida la Sé- y un tranvía amarillo que recuerda a siglos pasados y que se eleva, sin saber muy bien cómo, por las cuestas del barrio. Es normal que en esta colina descubramos, de vez en cuando, lugares que se abren a los tejados y al estuario del Tajo. Algunos miradores tienen terrazas donde podemos sentarnos y contemplar la ciudad.

Mirador de Sophia de Mello Breyner Andresen o de Graça

Este mirador, situado a la iglesia de Graça, está dedicado a esta poetisa portuguesa autora de poemas como Mañana <<Como un fruto que muestra/abierto al medio/la frescura del centro. / Así es la mañana / dentro de la cual entro.>> A pesar de su nombre, se conoce popularmente como Mirador de Graça

Mirador de Porta do Sol y de Santa Lucia

Estos dos miradores están muy cerca el uno del otro, próximos a la Iglesia de Santa Lucía y las panorámicas que ofrecen son mágicas, aunque no solo eso porque el entorno del mirador también ayuda.

 Castillo de San Jorge

Castillo de San Jorge

Descubrimientos Lisboa

Descubrimientos

Vistas Torre Belém

Vistas Torre Belém

Monumentos

Aunque no es su primera función, algunos monumentos ofrecen vistas impresionantes de la ciudad como por ejemplo, el Castillo de San Jorge, Descubridores o -algo menos- la Torre de Belém.

El Castillo de San Jorge

Pasar a su interior cuesta 8,5€ pero merece la pena porque, además de una lección de historia, desde el interior del Castillo se tiene una vista impresionantes del Barrio Alto, de Chiado, la Baixa y el Tajo.

 La Torre de Belém.

Es el símbolo de Lisboa por antonomasia. Pasar a su interior cuesta 6€ aunque hay billetes combinados con otros monumentos que abaratan costes. Desde algunas de las ventanas manuelinas de la torre se puede ver el Tajo y el Ponte 25 de abril.

Descubrimientos

Situado en el barrio de Belém, este monumento dedicado a los Descubrimientos de Portugal, no es de los más llamativos pero su interior esconde una de las vistas más impresionantes de la ciudad. El acceso cuesta 3€.

Subid a lo alto y contemplad la ciudad a vista de pájaro.

Si queréis descubrir más viajes inspiradores no dejéis de seguir a Destinia.

2 comments

  1. Gracias mil veces por hacernos ver Lisboa desde otro punto de vista..

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

© Tierra sin límites es un blog de Paula Mayoral