No te pierdas
Home » España » Islas Cíes: Descubrir el paraíso en un día
Mirador Alto do Príncipe
Mirador Alto do Príncipe

Islas Cíes: Descubrir el paraíso en un día

Son uno de los mayores atractivos de la ría de Vigo y nunca pasan desapercibidas. La presiden en el horizonte, a veces entre la bruma y la niebla, pero siempre aparecen para figurar en uno de los atardeceres más bonitos de toda la península. Muchos no lo saben, pero son el mejor aliado para los barcos que se refugian tras ellas en las noches de temporal, esas donde se forjan unos acantilados donde campan a sus anchas miles de gaviotas. Ellas son las reinas de unas islas que ofrecen playas paradisíacas y aguas cristalinas: el paraíso dicen que era algo así. Un paraíso cercano, a tan solo media hora de Vigo.

El archipiélago de Cíes

Islas Cíes

Islas Cíes

La mejor playa del mundo no está en el Caribe, ni en el Pacífico, ni en el Mediterráneo. Para “The Guardian” se llama Playa de Rodas y está situada en el archipiélago de las Islas Cíes. Nunca un artículo le dio tanta publicidad a las Cíes, aumentando su turismo, y haciendo todavía más internacional la propuesta irrepetible de estas islas, declaradas parque natural en el año 1980.

En 2002 pasarían a entrar en el Parque Nacional de las Islas Atlánticas. Allí, comparten cartel con Ons, Cortegada o Sálvora. Todas más al norte, todas menos salvajes que Cíes. Y eso que el archipiélago que vamos a visitar está a tan solo 15 kilómetros de la ciudad de Vigo, un ayuntamiento que inició en 2013 los trámites para que sean declaradas Patrimonio de la Humanidad.

Cíes está formada por tres islas independientes: La del Norte o Monteagudo, la del Medio o del Faro y la del Sur o San Martiño. Las dos primeras son las más sencillas de visitar y además están unidas de forma natural (por la Playa de Rodas) y de forma artificial (por un dique que permite el paso de forma sencilla). Desde Vigo, Cangas o Baiona podremos llegar a diario a este paraíso tan cercano.

Más complicado es visitar San Martiño, la tercera isla. Para eso necesitaremos embarcación propia y un permiso expedido por el Parque Nacional para poder fondear.

¿Cómo llegar a Cíes?

Barco a Cíes

Barco a Cíes

Dos navieras (Mar de Ons y Piratas de Nabia) ofrecen servicio a las Islas Cíes desde los puertos de Vigo, Cangas y Baiona. El precio del billete ida y vuelta ronda los 18-20 € en función de la época del año. Para aparcar el coche existen parkings de pago en los puertos de Vigo y Baiona, y uno público en el de Cangas.

Si salimos Vigo, el lugar desde el que hay más frecuencia de barcos, una buena opción low-cost es aparcar en el Castro (una de las zonas verdes que merecen la pena de la ciudad). Desde allí tendremos unos 20 minutos caminando cuesta abajo hasta el puerto. De vuelta la subida tiene recompensa con una de las mejores vistas del atardecer desde su castillo. Será una buena forma de completar nuestra excursión de día a las Cíes.

¿Cómo aprovechar al máximo un día en Cíes?

Si nuestra visita al archipiélago va a ser de unas pocas horas la mejor recomendación es combinar el senderismo y la playa. Así, aprovecharemos las horas menos calurosas del día para caminar y nos podremos relajar por la tarde en alguna de las mejores playas de nuestro país.

Para completar el día nada mejor que tomar algo en uno de los dos bares que tenemos en Cíes. Uno está al lado del puerto (Isla de Monteagudo) y el otro en el propio camping de Cíes (Isla del Faro). Los dos además ofrecen raciones sencillas por si quieres comer allí y no llevarte el picnic de casa.

Senderismo
Rutas por Cíes. Camino al faro da Porta

Rutas por Cíes. Camino al Faro da Porta

Tras desembarcar lo mejor es acercarse al punto de información. Allí nos darán algunas recomendaciones y un mapa donde están marcadas las cuatro rutas senderistas. Son sencillas y aptas para todos los públicos, pero si quieres realizar las cuatro en un día tienes que tener ganas y una cierta capacidad física (en total caminarás cerca de 15 kilómetros).

Todas las rutas salen del punto de información, dos hacia la Isla del Faro y dos hacia la Isla de Monteagudo. Lo ideal, es realizar primero la ruta del Faro de Cíes ya que es la que tiene más desnivel y se puede hacer más dura en las horas centrales del día por el calor. Además, si solo vas a caminar un rato y tienes que decidirte por una de ellas esta es la mejor. Las vistas desde el Faro de Cíes, con sus dos miradores, nos ofrecen una panorámica maravillosa. Aquí, tu móvil y tu cámara se pondrán las botas, mientras las gaviotas robarán algo de comida a los visitantes despistados (ojo durante todo el día con tu mochila, tu bocata o tu tableta de chocolate…que son más listas de lo que parecen). De propina, podemos incluir en la bajada un desvío hacia el Faro da Porta, a menos altitud pero quizás con más encanto y una panorámica diferente: las mejores vista de la Isla de San Martiño (la que no se puede visitar).

Desde el segundo faro volvemos al punto de información y habremos completado la mitad de las rutas del archipiélago. Si todavía te quedan fuerzas, el siguiente paso es caminar hacia la punta de la Isla de Monteagudo donde nos encontraremos el Faro do Peito. Quizás este sea el menos atractivo de todos, pero tendremos vistas espectaculares de Cabo Home (en Hío, Cangas) y de todo el archipiélago de Ons. De vuelta al punto de información y si nos vemos pletóricos podremos subir al Alto del Príncipe. La subida no es dura y está protegida por un bosque de eucaliptos y pinos – lo que garantiza una sombra que agradeceremos a estas alturas del día – hasta llegar a un mirador que nos permite observar las dos vertientes de Cíes. La cara norte con acantilados de vértigo y la cara sur con sus playas “tropicales” made in Galicia. Precisamente y tras tanta caminata ya es hora de relajarnos un rato en ellas.

Playa
Playa de Rodas

Playa de Rodas

Rodas se lleva toda la fama de Cíes y tiene sus motivos. Es la más larga, la que tiene el arenal más grande y la más accesible ya que el puerto se encuentra al lado. Pasear por Rodas y sus calas (Viños o Bolos, Areíña y Area Grande de Muxieiro) es algo imprescindible. Esta playa tiene todos los servicios necesarios y disfruta de la distinción de bandera azul.

Si queremos algo más de tranquilidad podemos optar por Figueiras – la playa nudista conocida como “la de los alemanes” – que tiene prácticamente las mismas características que Rodas. Es más recogida, más tranquila y es el segundo arenal con bandera azul de todas las islas. Otras opciones son la playa de Nosa Señora (ideal para el buceo o esnórquel), la de Cantareira (de cantos rodados) y la de Margaridas (la más escondida de todas).

Cualquier opción es buena para relajarnos y refrescarnos en las aguas del Atlántico. Para bañarse en Cíes simplemente tenemos que ser valientes. El agua caribeña gallega es lo que tiene, que además de ser cristalina pues refresca.

Recomendaciones

Gaviotas en Cías

Gaviotas en Cíes

  • Comprar los billetes con antelación. Por tratarse de un espacio protegido el número de personas que pueden visitar Cíes cada día es limitado. Reserva con tiempo en las navieras para no quedarte sin plazas, aunque tendrás que imprimir los billetes en el propio puerto llegando media hora para embarcar sin problema.
  • Imprescindible llevar ropa cómoda, zapatillas de deporte para caminar y algo de abrigo (en el barco si sopla viento hace frío).
  • Si quieres hacer el día completo llévate comida, bebida y crema solar (pega mucho el sol en Cíes). En el camping hay un supermercado pero en temporada baja lo encontrarás cerrado.
  • Es imprescindible respetar la normativa del parque: No adentrarse en los espacios protegidos, no dar de comer a los animales y llevar la basura de vuelta al puerto de inicio son las consignas fundamentales. El paraíso debemos respetarlo entre todos.

Otras formas de quedarse en el paraíso

Camping en Cíes

Camping en Cíes

Si quieres quedarte más tiempo en las Cíes debes reservar plaza en el camping. Puedes llevar tu propia tienda o incluso alquilarla allí. En verano está bastante solicitado por lo que debes coger tu plaza con tiempo.

Tiempo es el que tendrás que aprovechar si te quedas más días y actividades no te van a faltar: rutas guiadas, actividades starlight, cruceros fotográficos, cursos de observación de aves, esnórkel….

Dicen que el paraíso es limitado, pero lo que es infinito son las formas de disfrutarlo.

Más de Galicia en TSL

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

© Tierra sin límites es un blog de Paula Mayoral