No te pierdas
Home » España » Prismáticos y ¡a ver buitres!
Ornitología Sierra de Gata
Con José de Mi Sierra de Gata y Nacho de los Apartamentos A Fala, buscando buitres

Prismáticos y ¡a ver buitres!

Me entero por SEO BirdLife que hoy es el Día Internacional de Buitre. También gracias a ellos, y a las imágenes que están compartiendo para celebrar su día, he sabido que son aves limpias, que gracias a sus preferencias gastronómicas nos han ahorrado muchas enfermedades a lo largo de la historia y que sus comportamientos en pareja son envidiables porque, además de escoger compañer@ para toda la vida, concilian, y madres y padres se turnan en el nido para incubar los huevos. Vamos que, a pesar de su mala fama, es un bicho que me cae simpático.

En España estamos de enhorabuena porque tenemos la población más importante de buitres de todo el continente. Habitan aquí cuatro especies de este ave carroñera: buitre leonado, buitre negro, alimoche y quebrantahuesos, aunque tres de ellas están en el Catálogo Español de Especies Amenazadas, es decir, que su población se encuentra – de una manera u otra – en peligro.

Nos vamos a liar la manta a la cabeza, cogemos los prismáticos y nos acercamos a observar buitres. Hay decenas de enclaves repartidos por la península donde podríamos hacer turismo pajarero con los buitres, pero voy a hablar de cuatro de ellos en los que he estado observándolos.

Hoces del Duratón

Una de las hoces del Duratón

Una de las hoces del Duratón

Este parque natural segoviano es una referencia en materia ornitológica por todas las especies que habitan sus diferentes ecosistemas desde chovas piquirrojas a halcones y águilas reales. Los magníficos cortados creados por el Duratón dan cabida a las rapaces, entre las que destaca el buitre leonado. Y si hablamos de buitres, también habita aquí el alimoche.

Además de observar aves, en su territorio se puede practicar senderismo, ver los vestigios que ha ido dejando el ser humano a lo largo de los siglos (entre ellos, la ermita de San Frutos) o pasear por el histórico pueblo de Sepúlveda donde se encuentra la Casa del Parque: el centro de información del espacio natural.

Hoces del río Riaza

Buitres leonados apoyados en la roca.

Buitres leonados apoyados en la roca.

500 parejas de buitre leonado habitan en las paredes de las hoces del río Riaza. Este ave es el emblema de otro de los parques naturales de Castilla y León que, como en el caso de Duratón, posee una gran belleza paisajística. El espacio se hizo famoso gracias a la serie de Félix Rodríguez de la Fuente: El Hombre y la Tierra.

Además de aves, paisaje y naturaleza, se pueden visitar los pueblos de Montejo de la Vega de la Serrezuela, Valdevacas de Montejo y Maderuelo (este último especialmente bonito) y observar magníficas construcciones humanas como el puente del ferrocarril, el embalse de Linares, que sepultó a Linares de Arroyo en los años 50, o los restos del convento de San Martín de Casuar. Y caminar, caminar y caminar. Qué viva el senderismo.

Cañón del río Lobos

Ermita de San Bartolomé

Ermita de San Bartolomé en el Cañón de Río Lobos

Las paredes de los cañones son uno de los lugares preferidos de los buitres así que las que forma el río Lobos también son hogar de los leonados. Junto al río existe un sendero que nos permite observarlos a simple vista. Eso sí, para verlos bien, no olvidéis los prismáticos.

El enclave más famoso de este parque natural es una ermita: la de San Bartolomé, de la orden de los Templarios. Una maravilla ubicada en un entorno muy especial.

Cerca se encuentran pueblos con gran valor patrimonial y artístico: Ucero, San Leonardo y El Burgo de Osma.

Norte de Extremadura

Sierra de Gata

Sierra de Gata

Extremadura es un buen lugar para observar aves: desde las grullas que acuden cada otoño a la zona de La Serena a rapaces carroñeras. Si hay un lugar famoso para verlas, es el parque nacional de Monfragüe. Ya se encargó Extremoduro de hacer la mejor campaña de turismo pajarero en Extremaydura “En Monfragüe, buitres negros”. Unos pioneros.

A poca distancia de Monfragüe, también al norte de Cáceres, se encuentra una comarca con grandes posibilidades ornitológicas: Sierra de Gata. Allí se pueden observar tanto buitres leonados como negros y alimoches. Además, encontramos pueblos preciosos (no olvidéis acudir a Trevejo, San Martín de Trevejo y Gata), paisajes, piscinas naturales y hasta una lengua propia A Fala.

Ya lo dicen: Extremadura es la gran desconocida (y sí, y mis raíces son extremeñas).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

© Tierra sin límites es un blog de Paula Mayoral