Home » España » En busca de la primavera

En busca de la primavera

Le está costando llegar. Este año la primavera anda esquiva, asomando de vez en cuando la cabeza para esconderla al poco tiempo. Cuando acabe de aparecer, será el momento de liarse la manta a la cabeza y lanzarse a disfrutarla al máximo. Algunos destinos como el Jerte, Ordesa, la ruta del Cares, la Alpujarra o Lanzarote muestran lo mejor de sí mismos en estas fechas.

En colaboración con Esteban Rivas 

Cerezas que florecen en abril

El espectáculo se repite cada año, aunque no por eso es menos impresionante. En el mes de abril, los cerezos del valle del Jerte florecen, vistiendo la comarca de color blanco. Es el cerezo en flor, una fiesta declarada de Interés Turístico Nacional que atrae cada año a miles de visitantes de todo el país por la belleza de la floración, los paisajes, la gastronomía y pueblos como Cabezuela del Valle.

Si vamos en grupo, siempre se puede optar por el alquiler de un minibús  para recorrer la carretera que atraviesa el valle del Jerte, la N-110, observando a ambos lados el espectáculo. También se recomienda un recorrido circular por todos los pueblos del valle porque nos permite ver la belleza de varias perspectivas.

Una cascada en un entorno único

Gracias al deshielo, en primavera las cascadas alcanzan su máximo esplendor. La Cola de Caballo del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido es uno de los saltos de agua más impresionantes de la península. Para llegar a ella existe una ruta que atraviesa bosques de hayas y abetos, saltos de agua, lugares como las gradas de Soaso y llega hasta al circo. Un recorrido impresionante que tiene su recompensa frente a la cascada, poderosa en esta fecha.

Ruta del Cares

La Ruta del Cares es uno de los senderos más famosos de los Picos de Europa. Un camino de 12 kilómetros que discurre encajonado entre la montaña y el barranco; al fondo, varios cientos de metros más abajo, el río Cares, el culpable de haber creado la “Garganta Divina”.

Este sendero se puede comenzar tanto en Puente Poncebos (Asturias) como en Caín (León). Para llegar a alguna de estas localidades en grupo, sin depender de los horarios del transporte público, es posible alquilar un autocar con una empresa como Esteban Rivas. La Ruta del Cares tiene dos puntos de partida, y para llegar hasta Posada de Valdeón desde Caín podemos coger la N-625, o si venimos desde Poncebos podemos coger la AS-114.

La Alpujarra

Es paisaje, patrimonio y naturaleza. La Alpujarra granadina enamora con sus pueblos de pasado musulmán que conservan tradiciones y construcciones típicas. El camino para llegar a ellos es tan bonito como las localidades en sí: carreteras que serpentean entre montañas donde cada rincón nos regala una panorámica. Aunque perderse es necesario y todos los pueblos merecen la pena, existen unos cuantos nombres imprescindibles: Trevélez, Laroles, Capileira, Lanjarón…

¿Ganas de playa? Lanzarote

Cuando comienza el buen tiempo, entran ganas de playa, sin embargo, el agua de la península todavía está fría y por eso Canarias es un buen destino. En Lanzarote, es posible bañarse en el Atlántico (sí, el agua sigue estando helada, pero al menos fuera hará calorcito) y observar paisajes volcánicos que parecen sacados de otro planeta. En esta “isla de los volcanes” los colores son intensos y llenos de contrasten: negros volcánicos,  verdes en las cepas, el azul del océano, el blanco de los pueblos.  Un destino más que recomendable para descubrir esta primavera.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

© Tierra sin límites es un blog de Paula Mayoral